Labetxu: el valle de los colores

 
En la costa del monte Jaizkibel hay un tesoro llamado Labetxu. Es un pequeño valle escondido en el sector central, junto al mar, conocido como 'El valle de los colores'. El nombre le viene que ni pintado ya que colores rojizos y amarillentos afloran en la roca arenisca y se entremezclan formando preciosos lienzos naturales. La erosión durante miles de años ha esculpido las rocas formando increíbles esculturas naturales en algunas de ellas. Un lugar donde dar rienda suelta a la imaginación. Esta mezcla de formas caprichosas con colores, que pueden variar de intensidad dependiendo de la luz del día, componen un paisaje singular, hermoso y difícil de olvidar. Todo esto se resume en una palabra: Labetxu. Desde mi humilde opinión, el lugar más bonito de todo Jaizkibel. Lo que hoy os voy a enseñar solo es una pequeña muestra de  lo que allí puede verse. Es una zona que invita a explorarla con calma pues está llena de rincones, cada cual con su perlita.